Fortaleza Espiritual

Somos zarandeados

Pinterest LinkedIn Tumblr

En la vida somos zarandeados en muchas ocasiones y esto puede llegar a ser muy doloroso además de incierto porque perdemos visión del futuro.

Este es un mensaje basado en la prédica de Dante Gebel con la diferencia que esta es mi perspectiva con respecto a lo que él enseña.

Lo primero que quiero aclarar es que ser zarandeado es lo mismo a ser sacudido solo que se usa más en el contexto espiritual.

En mi caso ya he podido experimentar uno de los eventos más difíciles de mi vida. Antes me había sido relativamente fácil superar la enfermedad, la pérdida de familiares entre otros eventos dolorosos. Solo que en esta ocasión mi mundo se derrumbó completamente cuando descubro que la persona que supuestamente era mi roca desapareció por motivos que aún no entiendo pero justamente ese es un tema del cual también vamos a hablar aquí. El punto es que este mensaje es muy real y aplicable en nuestras vidas así que espero también le sea de ayuda.

Te quieren zarandear

No sé hasta qué punto cree usted en Satanás o el enemigo como lo llaman algunos, pero en las escrituras dice algo muy interesante sobre él y es lo siguiente:

»Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo.

Lucas‬ ‭22:31‬ ‭NVI‬‬

Lo interesante de esto es que efectivamente Satanás ha pedido permiso a Dios para mover tu vida. Y aunque a veces no pareciera tener sentido que Dios diera dichos permisos la verdad es que en realidad si tiene mucho sentido.

Son dichos conflictos y confrontaciones los que nos hacen crecer como personas. Nos ayudan a desechar aquellas cosas tóxicas a las que nos estábamos aferrando desde hace tanto tiempo pero que ya era hora de dejar ir.

En mi caso particular he notado que había puesto a la persona incorrecta como mi roca y aunque me sirvió por muchos años para superar las dificultades la verdad es que al final no resultó ser mi mejor elección. La persona correcta siempre será Jesús. Pensando en eso es que he considerado que ese fue uno de los tantos motivos por el cual mi vida ha sido sacudida de tal forma.

En la actualidad estoy aprendiendo a disfrutar estar solo porque siempre toda circunstancia tiene sus beneficios y sus problemas. Siempre he considerado que una cosa es sentirse solo y otra es estar solo. En mi caso he tenido que volver a aprender a estar solo sin sentirme solo. He recibido una excelente cantidad de apoyo de personas con las que incluso había perdido contacto por mucho tiempo.

Otro de los grandes beneficios de este proceso que pareciera tan terrible es que he podido valorar a las personas que realmente valen su peso en oro. Personas que me aman y están ahí para mí aún siendo que no he sido la mejor persona para ellos. Esto me ha motivado a mejorar mis relaciones y darles el valor que se merecen.

Ojalá no tuviéramos que pasar por estos dolores tan terribles para darnos cuenta de todo esto pero la verdad es que solemos estar ciegos y solo cuando somos sacudidos es cuando nos damos cuenta.

Yo solo estoy hablando de mi relación pero este mismo proceso aplica para todo. Por ejemplo, si Dios quiere que usted sea dueño de su propia empresa entonces también tendrá que confrontar los problemas que implica dirigir a otras personas o las dificultades de saber administrar una mayor cantidad de recursos.

Durante este periodo de zarandeo podemos encontrar algunos puntos importantes.

Aprendemos a escuchar a Dios

Nunca en mi vida había orado tanto como en este proceso lo cual fue hermoso (ignorando el dolor) porque me sentí mucho más cerca de Dios en el sentido que pude abrir mi corazón y mostrarme como realmente soy. Las oraciones no eran unos 5 minutos sino que eran de horas e incluso días.

El dolor me empujaba a acudir a Dios y ahora que no tengo ese mismo dolor porque yo avancé un poco en el proceso si que quiero mantener esa misma comunicación con Dios.

Considero que después de estas pruebas y tribulaciones debemos de salir con más fuerza y mejores hábitos, de lo contrario, el sufrimiento habrá sido en vano y en mi caso no me voy a permitir desperdiciar ni una sola lágrima.

Debe de saber que si Satanás pidió permiso para zarandearle y si Dios lo permitió es porque Dios aboga por usted lo cual significa que estará a su lado ayudándole a superar la tormenta y le inyectará de sabiduría para poder aprender de dicha situación. En pocas palabras, Dios será su guía en medio de la prueba.

Aparece el llamado

Durante este proceso que sin duda es doloroso también se encontrará con lo que es su llamado o lo que también se conoce como proyecto de vida. Estoy hablando de lo que fue llamado a hacer aquí en la tierra.

En mi caso siempre he hablado sobre la depresión por lo cual muchas personas me suelen contactar por ayuda y a pesar de haberla pasado no sabía muy bien cómo ayudar a otros en ese proceso. En esta ocasión ha sido diferente porque he analizado muy bien lo que me llevó hasta ese punto de depresión y también he meditado mucho en cómo he salido de eso. Es de esta forma que me siento mucho más preparado para ayudar a otras personas que también estén pasando por algo similar.

Ya más adelante estaré publicando un libro mucho más completo sobre todo ese proceso e incluso hablaré sobre los corazones rotos. Ha sido un proceso increíble del cual he aprendido mucho y por eso me siento más fuerte.

Aunque no me mal entienda, mi vida no se resume en una palabra. Me siento fuerte porque en la mayoría del tiempo soy fuerte pero aún tengo muchos periodos en donde siento un gran vacío en mi corazón que nunca antes había sentido y a veces la melancolía intenta destruir mi alma. Sin embargo, mi lado fuerte suele tomar el control y no me permite caer en ese círculo tóxico de tristeza.

Es de esta forma que he encontrado mi llamado. Aunque como ya he compartido en otras ocasiones, nosotros no tenemos un solo llamado sino varios. Este es solo uno de esos para el cual Dios me ha estado preparando por medio del fuego.

La verdad es que si usted no pasa por el proceso de zarandeo entonces nunca sabrá si tiene lo necesario para cumplir el llamado de Dios. Le hago un spoiler, la verdad es que si tiene lo necesario aunque el miedo y la incertidumbre le hagan pensar lo opuesto.

Durante este proceso de zarandeo aprenderá tres cosas muy importantes:

Humildad

Hay dos opciones, ya sea que usted se humille o que Dios sea quien lo humille pero al final del día tendrá que aprender a ser humilde. Entender que no somos nada en la extensión del universo y por eso debemos de agradecerlo todo en la vida.

Créame si le digo que es mucho mejor cuando es usted mismo quien escoge humillarse delante de Dios y reconocer su posición en el mundo. Reconocer que la mayoría de cosas no están en su control excepto lo que usted piensa, siente, dice y hace.

Disciplina

Me encanta hablar de la disciplina porque es algo que siempre he querido desarrollar y es gracias a los zarandeos que he podido ir mejorando en este aspecto. Fue el zarandeo en mi salud lo que me volvió disciplinado con mi alimentación. Fue otro zarandeo en mi salud lo que me volvió disciplinado con mi actividad física. Y así he tenido muchos zarandeos hasta que lograra ser más disciplinado con mis decisiones.

Con Jocko Willink he aprendido que para poder ser libres de enfermedades, libres financieramente, libres en general. Es necesario ser disciplinados.

Inspiración

Hay una diferencia muy sutil entre la motivación y la inspiración. La motivación suele ser una influencia externa mientras que la inspiración suele ser una influencia interna.

Cuando somos zarandeados descubrimos que nadie vendrá a salvarnos y que nadie hará lo que solo nosotros podemos hacer. Ese es uno de los grandes problemas de la depresión, creemos que aparecerán factores externos que nos ayudarán pero no es así.

Nuestros padres nos pueden amar mucho pero como habrá notado, no importa cuánto intenten motivarnos la verdad es que eso no nos ayuda. Solo cuando nosotros mismos decidimos motivarnos y animarnos es cuando logramos levantarnos.

Es esa motivación que nace dentro de nosotros mismos es lo que yo considero inspiración. Es eso lo que yo le recomiendo empezar a producir en su vida.


Quiero concluir este mensaje dejando en claro algo que es exageradamente importante considerar para no apartarnos de Dios en los momentos difíciles porque seamos sinceros. Nos encanta culpar a otros y en primer lugar el que se lleva todas las culpas suele ser Dios.

La verdad es que Dios nunca desperdicia el sufrimiento de alguien. Él es un experto convirtiendo las malas experiencias en algo bonito para nuestro futuro. Así que no hay nadie mejor para usted en estos momentos difíciles que Dios.

Por cierto, con Mark Manson (autor de «El sutil arte de que te importe un carajo») he aprendido que una cosa es la culpa y otra es la responsabilidad. En mi caso puede que la culpa haya sido de la mujer que me rompió el corazón después de 5 años de puro amor pero es mi responsabilidad aceptar mi parte de la culpa, es mi responsabilidad perdonarla, es mi responsabilidad no volver a cometer los mismos errores y es mi responsabilidad ser mejor que antes.

Recientemente me reuní con un amigo que ha pasado por la misma situación y pudimos empatizar mucho lo cual fue hermoso (no porque estábamos igualmente jodidos) sino porque no estamos solos. Es importante recordar que usted no está solo en la tormenta que no es el único a quien Dios está sacudiendo. Compartir estas experiencias y tener la empatía de otros que realmente entienden su situación también es muy útil para mantenerse fuerte y seguir avanzando.


Me temo que esto es todo lo que quería compartir en esta ocasión aunque si quería agradecer a la empresa de Ulysses porque es con su aplicación con la cual escribí esto y siempre me han apoyado para seguir escribiendo. En agradecimiento sería genial si usted puede descargar su aplicación que está disponible para todo dispositivo de Apple. Solo debe buscarla en el AppStore como Ulysses o puede hacer [click aquí para iOS] o [click aquí para MacOS]. Dejadle una reseña y decidles que Lenus les envía.

Si le gustaría seguir recibiendo más de estos mensajes cortos o incluso recibir un pdf gratuito sobre crecimiento espiritual, salud integral o desarrollo empresarial, entonces lo único que debe hacer es ir a este link de [WhatsApp]. Ahí podrá recibir más notificaciones y podrá recibir el contenido gratuito.

No olvide cuidar su salud y de seguir aprendiendo. Nos vemos en una próxima publicación. Tschüss!

Soy el presidente de Lenus y mi enfoque está en vivir una vida digna de vivirla por medio de tres pilares que son (1) Fortaleza Espiritual, (2) Desarrollo Empresarial y (3) Medicina Natural.

Write A Comment