Fortaleza Espiritual

¿Qué controla tu gozo?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Algunas veces sientes que pierdes tu gozo lo cual significa que no lo controlas. Entonces es necesario preguntarte ¿qué controla tu gozo?

Este es un tema muy interesante con muchas dudas y preguntas que la mayoría de nosotros tenemos.

Por ejemplo, hace un tiempo atrás me hicieron varias preguntas sobre el gozo y la verdad es que no pude dar una respuesta concreta debido a que nunca antes había hecho un estudio sobre lo que las escrituras dicen con respecto al gozo.

Seguro, sabía lo que la mayoría de personas sabe sobre la felicidad y lo que nos vende Hollywood con sus películas.

Algunas de esas perspectivas sobre la felicidad son muy coloridas mientras que otras son controvertibles y las escrituras tampoco es que sean muy didácticas con respecto a este tema. Es más, puede ser un poco confuso porque hay varios conceptos implicados.

Por eso necesitamos realizar un estudio más profundo que por lo menos nos sirva como punto de partida para disfrutar del gozo de una forma práctica.

Lo primero que vamos a ver es algo que dijo Santiago y es chocante porque relaciona tres términos que parecieran contradictorios, me refiero al gozo, las pruebas y las tentaciones.


EP.022 ¿Qué controla tu gozo?

Este es el audio de todo el artículo en caso de que te interese escucharlo aunque si lo quieres descargar para escucharlo sin internet lo puedes hacer en varias plataformas como [Spotify].


Pruebas y tentaciones

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

Santiago 1:2-4 RVR1960

Hay algunas cosas que están destruyendo nuestro gozo y que no somos capaces de identificar porque no somos conscientes de esas causas. Pero cómo podemos ser conscientes de eso si ni siquiera tenemos la perspectiva correcta sobre el gozo. Por ejemplo, la mayoría quiere encontrar la felicidad pero Santiago nos dice que eso es absurdo porque la felicidad no es algo que se encuentra sino que es algo que se desarrolla.

Las películas y la sociedad siguen diciendo que debemos encontrar la felicidad como si nos estuviera esperando en algún lugar y eso simplemente no es así.

Distinción de Gozo

Lo primero que podemos aprender con las palabras de Santiago es que aunque nos enfrentemos a pruebas, esas pruebas siempre serán distintas.

Hay pruebas asociadas a tener mucho y hay pruebas asociadas a tener muy poco. Es más, hay una frase que dice «prefiero ser rico y llorar dentro de mi Ferrari a ser pobre y llorar en el suelo» lo cual refiere a que sin importar quien seas o lo que hagas, siempre tendrás problemas.

Supongo que la mayoría de nosotros estaremos de acuerdo con esa frase. Aunque la mayoría ignora que tener más en la vida significa una mayor responsabilidad y una mayor urgencia por desarrollar carácter.

Las riquezas financieras pueden crear otros tipos de pobreza cuando no se tiene la madurez emocional que nos ayuda a entender lo que se nos ha dado en la vida.

Nosotros solemos considerar que el gozo está inversamente relacionado con las pruebas (lo cual tampoco es cierto) pero aparte de eso no entendemos la distinción que hay entre la tentación y la prueba. Incluso, es importante entender la diferencia entre los distintos tipos de pruebas. De lo contrario vamos a pasar años culpando a Satanás por cosas que en realidad son el resultado de nuestras malas decisiones.

Hay distintos tipos de pruebas, algunas pruebas son el resultado de la maldad en el mundo pero la mayoría de ellas son el resultado de nuestras malas decisiones. Usualmente caemos en estas malas decisiones porque preferimos ignorar la sabiduría en nuestro interior.

Si confundes las pruebas con la tentación entonces no podrás confrontarlas porque ambas son muy distintas. Las escrituras recomiendan que debes de resistir la tentación pero si decides resistir las pruebas entonces complicarás la situación aún más. La forma en que debes de confrontar las pruebas no es con resistencia sino con aceptación.

A causa de confundir la tentación con las pruebas es que muchas veces terminamos aceptando lo que debemos de resistir y resistimos lo que debemos de aceptar.

Para poder discernir la diferencia debes de orar, tener una comunidad que te apoye, estudiar la palabra de Dios, entre otras cosas más. Esto suele tomar su tiempo pero lo vale cuando estás dispuesto a discernir estas cosas.

Santiago sabía que nosotros nos estaríamos preguntando sobre cómo saber la diferencia y es por eso que dice:

Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.

Santiago 1.5 NVI

Algunos creen que no hay gozo sin Jesús pero eso es una mentira. Hay muchas cosas que podemos disfrutar sin Jesús. Por ejemplo, puedes disfrutar una comida que te encanta.

Lo que realmente cambia con Jesús no es la cantidad del gozo sino la calidad.

Hay otras frases y dudas relacionadas con el gozo. Por ejemplo, hace algún tiempo atrás mi hermano y mi mamá estaban hablando sobre la diferencia entre el gozo y la felicidad. Yo pensaba que el gozo provenía de Dios mientras que la felicidad provenía del mundo pero eso es completamente falso.

Cuando lees las palabras originales en las cuales fueron escritas estos versículos encontrarás que la diferencia no es significativa. Es más, Steven Furtick afirma que en hebreo la palabra de felicidad es igual a la palabra de gozo aunque por lo que he podido revisar hay muchas variaciones y me temo que no puedo confirmar dicha afirmación.

En el versículo 2, cuando Santiago dice «tened por sumo gozo» quiere decir «sean supremamente felices». Es más, la palabra griega que se tradujo como sumo significa todo. Es como si Santiago nos estuviera diciendo que debemos de considerar todo como gozo.

Debes de saber que hay muchos tipos de gozo aunque para nuestros intereses solo consideramos dos que son el gozo genérico y el gozo de Jesús.

Antes de continuar debo de agregar que también hay dudas sobre la diferencia entre placer y gozo. Resulta que el placer está asociado al gozo pero el gozo no depende del placer.

No te preocupes si aún no es claro porque lo iremos aclarando a lo largo de esta enseñanza.

Dirección del gozo

Solemos relacionar el gozo a nuestras situaciones pero Jesús está dándole la vuelta a esa expectativa del gozo y es algo que necesitamos en nuestra sociedad.

Gracias a las redes sociales hemos empezado a desarrollar una presión constante de sentir gozo o de mostrar gozo por medio de nuestras publicaciones. El gozo ya no es un deseo sino una estructura social que en la mayoría de casos no es real.

Todos sabemos que es así y no es difícil entender que lo que vemos por medio de Internet no siempre es verdad. La depresión se puede ocultar detrás de una foto alegre, el odio se puede ocultar detrás de una carita feliz o de un LOL, y así podemos continuar con muchos otros ejemplos más que sabemos que son reales.

Esta estructura social está creando una generación que cree que el gozo es una emoción cuando no lo es. Seguro, el gozo puede ser expresado como un sentimiento pero el gozo no empieza como un sentimiento. Eso es lo que podemos aprender con el ejemplo de Jesús.

puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:2 RVR1960

Jesús está diciendo que lo que sea que tú pongas delante de ti estará conectado a tu gozo. La revelación de esto es que Jesús considera el gozo como una forma de ver las cosas, es como si el gozo fueran unos lentes especiales que te puedes poner para cambiar toda tu perspectiva.

Jesús no encontró el gozo en el evento de su crucifixión sino en el impacto que tendría dicha crucifixión.

Quizás te sientes un poco confundido con esto pero es algo normal que experimentamos en nuestras vidas en donde estamos dispuestos a soportar el dolor cuando sabemos que hay un propósito detrás. Un ejemplo rápido es el hacer ejercicio y un ejemplo más significativo es el dar a luz a un bebé.

Nosotros podemos soportar el dolor cuando hay un propósito delante de nosotros.

Es por eso que el gozo es más un enfoque que un sentimiento.

En lugar de seguir el ejemplo de Jesús que es poner el gozo delante de nosotros, lo que hacemos es destruir nuestro gozo al compararnos con otras personas.

Tú decides tener gozo cuando decides en qué te vas a enfocar.

Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.

Salmos 16:11 RVR1960

Ahora puedes entender mejor la diferencia entre placer y gozo. El placer depende de lo que sentimos mientras que el gozo depende solo de nuestro enfoque. Es por eso que podemos sentir placer como consecuencia del gozo pero el gozo siempre será lo primero.

Además, el rey David afirma que nosotros podemos experimentar el gozo cuando vivimos en la presencia de Dios. Si en lugar de esto, empiezas a compararte con otras personas entonces perderás tu enfoque. Si vives lamentando tu pasado también perderás tu enfoque. Por eso la mejor forma de enfocarte es viviendo en la presencia de Dios. Por eso debo preguntarte: «¿Estás presente en este momento? ¿Estás presente en esta prueba?»

Ya hablamos de cómo pierdes tu enfoque (gozo) cuando empiezas a ver a tu alrededor (compararte) y cuando empiezas a ver hacia atrás (lamentarte) pero resulta que también puedes perder tu enfoque cuando ves muy adelante de ti y ese suele ser mi problema.

Disfruto mi vida porque tengo un propósito claro y un enfoque fijo (algo así) pero cuando empiezo a ver hacia mi futuro es cuando me lleno de incertidumbre y es cuando pierdo mi enfoque (mi gozo).

Para todos aquellos de nosotros que pasamos nuestras vidas planeado, debemos de saber que Dios no dijo «en tus planes hay plenitud de gozo» sino que dijo «en mi presencia hay plenitud de gozo». Así que en lugar de irnos tanto al futuro debemos de regresar al presente para poder disfrutar de la presencia de Dios.

Además, pensamos que el gozo es nuestra elección cuando en realidad no lo es. El gozo es una consecuencia de nuestras elecciones. Nosotros no escogemos el enfoque sino que escogemos nuestras prioridades.

Lo que estoy tratando de decir con esto es que todo empieza realmente con nuestra elección de prioridades.

No podemos controlar nuestro gozo de forma directa pero si podemos escoger nuestras prioridades, las cuales si pueden controlar nuestro gozo.

Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte.

Salmos 16:5 RVR1960

En ese versículo, el rey David está diciendo que él escoge a Dios como su prioridad, lo cual significa que también desea seguir la voluntad de Dios. Al tener esta prioridad también está estableciendo el gozo delante de él para así poder superar toda prueba y para que el gozo sea completo.

Como hijos de Dios podemos disfrutar de muchos placeres del mundo como lo son la comida y el deporte pero al mismo tiempo sabemos que esas cosas no son la fuente de nuestro gozo.

En la última enseñanza que se llamaba [Dale la vuelta] aprendimos un concepto que es «cuando sabes de dónde proviene, sabes en dónde termina» y ahora hay otro concepto que estamos aprendiendo con esta enseñanza que es «cuando sabes de dónde proviene, sabes cuánto dura».

Cuando tu gozo proviene de los alimentos entonces se acaba tan pronto acabas de comer. Cuando tu gozo proviene de los deportes entonces se acaba tan pronto dejas de jugarlos o de verlos. Pero cuando tu gozo proviene de Dios entonces es cuando experimentas algo completamente nuevo.

En realidad, Jesús habla sobre esto empezando por lo que significa permanecer en su presencia:

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

S.Juan 15:7-10 RVR1960

Y es ahora cuando Jesús agrega el gozo a toda esta ecuación espiritual:

Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

S.Juan 15:11 RVR1960

Todo este tiempo nos hemos estado conformando con un gozo parcial pero ahora Jesús nos está diciendo que podemos completar nuestro gozo al permanecer en la presencia de Dios y en su amor.

No sigas pensando que el gozo es la ausencia de tristeza porque de ser así Jesús no hubiese podido tener gozo estando en la cruz siendo ese el lugar de mayor tristeza y angustia para Jesús.

Al igual que Jesús, necesitamos apoderarnos del gozo. No es suficiente con decir que «Jesús es mi gozo» porque hay personas que conocen a Jesús pero no conocen de su gozo.

Cuando tenemos malas prioridades es cuando estamos regalando el control de nuestro gozo a una mala administración. Si mi prioridad es reconocimiento entonces el reconocimiento controla mi gozo. Si mi prioridad es la conveniencia entonces cuando algo es inconveniente pierdo mi gozo.

En realidad, las prioridades equivocadas no roban nuestro gozo porque somos nosotros lo suficientemente estúpidos como para regalar nuestro precioso tesoro (que es el gozo) a los ladrones más volátiles (que son las malas prioridades). Estamos regalando nuestro gozo como si fuera algo sin valor. Todo esto se debe simplemente a no establecer las prioridades correctas.

Quizás es tiempo de que reorganices todas tus prioridades con la ayuda de Dios porque al hacerlo conseguirás que el gozo permanezca en ti.

Duración del gozo

Jesús es el maestro así que no le pidas gozo a Dios, sino pídele que te enseñe cómo establecer el gozo delante de ti así como lo hizo Jesús. Recuerda que él es nuestro ejemplo de vida.

En realidad, Jesús no es el único ejemplo de esto. El rey David también entendió esto.

A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Salmos 16:8 RVR1960

Y al poner a Dios por delante, David consiguió un gozo eterno.

Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.

Salmos 16:11 RVR1960

David lo hace más fácil de entender cuando afirma que en la presencia de Dios se encuentra el gozo y para eso Dios debe estar delante de nosotros. Debido a que Dios es nuestra mayor prioridad es que Él tiene el control de nuestro gozo. Por lo tanto, los placeres son solo una consecuencia de que Dios tiene el control.

La duración del gozo y la duración de dichos placeres son para siempre.

No son del tipo que viene y se va, no son del tipo que te dejan peor, no son del tipo que te hace enfermar, no son del tipo que te hace sentir mal al respecto.

Este es el placer perpetuo en la presencia de Dios.

Oración de gozo

Padre, desde ahora tú estarás delante de mí para poder permanecer en ti y en tu amor al seguir tus mandamientos. Establece este recordatorio diario conmigo para que nunca me desvíe de mi enfoque ni de mis prioridades. Tú por siempre serás mi mayor prioridad y todo lo demás seguirá tu orden. Aquí estoy para vivir en tu gozo. En nombre de Cristo Jesús. Amén.


Esta enseñanza ha sido increíble para mí. He aprendido bastante sobre el gozo y sobre cómo puedo experimentar el gozo de Dios. Esto realmente cambia muchas cosas en mi vida y espero que haga lo mismo contigo.

Como ya he dicho en otras ocasiones, voy a estar enviando un libro basado en esta serie a todas las personas que se hayan suscrito al boletín de noticias así que para suscribirte haz [click aquí].

Por cierto, esta publicación ha sido patrocinada por Ulysses. Puedes descargar su aplicación de escritura en el App Store. Está disponible para [iOS] y para [Mac OS].

Finalmente, no olvides cuidar tu salud y de suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación.

Tschüss!

Soy el presidente de Lenus y mi enfoque está en vivir una vida digna de vivirla por medio de tres pilares que son (1) Fortaleza Espiritual, (2) Desarrollo Empresarial y (3) Medicina Natural.

Write A Comment