Vi un video en TED-ED que realmente me intereso porque trata de un tema que he estado estudiando bastante y es sobre los alimentos que influyen a nuestras bacterias intestinales.

 

Cuando vi la miniatura del video, instantáneamente pensé en que debería de compartir ese video. Así que eso voy a hacer.

Pero como el video está en inglés, aunque tiene subtítulos disponibles en español y como otros 10 idiomas más, pensé que quizás prefieras leer lo que dicen.

Alimentos que influyen a nuestras bacterias intestinales

Para empezar debes saber que la microbiota son todas las bacterias, archaea, protistas, hongos y virus que se puedan encontrar en tus intestinos. Pero para hacerlo más simple, sólo nos interesan las bacterias.

Esto se debe a que las bacterias en nuestros intestinos pueden desintegran los alimentos que nuestro cuerpo no puede digerir por sí mismo. Además, las bacterias producen nutrientes importantes, regulan el sistema inmunológico, e incluso nos protegen en contra de gérmenes peligrosos.

Amo la forma en que las bacterias nos protegen, pero eso lo voy a explicar en otra publicación.

Una de las reglas del universo es el balance. Y nuestros intestinos no son la excepción. Así que es muy importante tener una variedad de especies bacterianas para así poder tener un microbioma saludable.

Hay varios factores que afectan nuestro microbioma:

  • Medio ambiente.
  • Medicamentos como los antibióticos.
  • Si nacimos por cesárea o no.
  • Alimentación.

Por supuesto, la alimentación es lo más importante. Es la principal influencia que determina la salud de nuestros intestinos.

La fibra que se encuentra en alimentos como frutas, vegetales, nueces, legumbres, y granos enteros son el principal combustible para nuestras bacterias intestinales. Y como puedes ver, todos esos alimentos son naturales. No hay una pizza ni una lata de atún en esta lista.

Cuando las bacterias digieren la fibra, estas producen pequeñas cadenas de ácidos grasos que nutren nuestra barrera intestinal, lo cual mejora la función inmune y ayuda a prevenir la inflamación, lo cual reduce el riesgo de cáncer. Si no sabes qué es la barrera intestinal, es la que evita que bacterias y ciertas partículas de alimentos puedan llegar a otras partes del cuerpo en donde no se supone que estén. Así que si es muy importante.

Aquí está el truco para poder tener más de estas bacterias útiles. Mientras más fibra consumas, más bacterias que se alimentan de fibra colonizarán tus intestinos.

Quizás te preguntes, ¿Y si no consumo fibra y sigo con comida procesada?

Bueno, esta es la cuestión. Menos fibra significa menos alimento para las bacterias intestinales lo cual significa que se van a morir de hambre. Esto resulta en menor diversidad de bacterias. Es más, algunas bacterias van a empezar a alimentarse de la mucosidad.

Pero no es sólo eso. Sabemos que hay alimentos en específico que pueden afectar nuestras bacterias intestinales haciendo todo peor.

### Alimentos relacionados con una mayor diversidad de bacterias

Estos alimentos están relacionados, lo cual no significa necesariamente que tengan una relación de causa y efecto.

  • Frutas. Sin duda alguna.
  • Vegetales. Obviamente.
  • Té de hierbas. Aceptable.
  • Vino rojo. Aceptable.
  • Chocolate oscuro. Pero sin azúcar adicional.
  • Café. Pero sin azúcar ni leche adicional.

Esos alimentos en su forma natural tienen polifenoles los cuales son antioxidantes naturales.

Alimentos relacionados con una menor diversidad de bacterias

Déjame escribirlo bien claro para que todos lo lean y lo entiendan. La leche entera está relacionada con una menor diversidad bacterial en los intestinos lo cual no es bueno para la salud. Lo mismo ocurre con las gaseosas que tienen azúcar adicional lo cual no es sorpresa, pues todos sabemos que eso es malo para nuestra salud.

Es importante la forma en que cocinamos los alimentos

Los alimentos frescos tienen más fibra y proveen un mejor combustible. Pero si deseas cocinarlos, la mejor forma de retener sus niveles de fibra es por medio de cocinarlos al vapor, salteado o hervido pero con poca agua.

 

Ahí tienes. Esto es lo que necesitas saber para ser saludable. Porque un intestino saludable es una vida que vale la pena vivir.

No olvides Cuidar tu Salud!
y de Suscribirte!