Existe una proteína encargada de activar ciertos genes en nuestro ADN para producir una respuesta genética contra el cáncer.

En esta investigación se demuestra la gran capacidad que nuestro cuerpo de por sí tiene para recuperar la salud, y por eso nosotros sólo tenemos que apoyarlo para que funcione correctamente y se sane a sí mismo.

La investigación sobre la respuesta genética contra el cáncer es muy sencilla de entender y también muy corta, por lo que aprovecho para dejar en claro algunas afirmaciones de la medicina térmica. Pues en la medicina térmica nuestro objetivo es nutrir y facilitar el óptimo funcionamiento celular en nuestro cuerpo para que por sí mismo sea capaz de recuperar la salud. Es de esta forma que nosotros podemos garantizar un tratamiento seguro.

En cualquier caso el tratamiento como mínimo garantiza una mejor calidad de vida y que como consecuencia debería de conllevar eventualmente a la sanidad.

Ahora que tenemos esto en claro voy a explicar lo que demuestra esta investigación en nuestro ADN.

Respuesta genética contra el cáncer

Resulta que todas las células de nuestro cuerpo tienen el mismo ADN, que es la información detallada de nosotros mismos. Y aunque todas las células tienen el mismo ADN, encontramos que todas son diferentes. Es decir, algunas células hacen parte del cerebro mientras que otras de los músculos, y así con cada órgano.

Esta distinción funcional de células se debe a que en el mismo ADN hay genes que están activadas en una células mientras que en otras no. Así que las diferencias genéticas también se encuentran en estos genes que están o no activados. Es como imaginar un interruptor por cada gen.

Desde hace un buen tiempo se descubrió que los genes se activan cuando una proteína se enlaza a una secuencia específica de nuestro ADN. Y el profesor Stein Aerts con sus colegas del departamento de genética humana en KU Leuven – Bélgica, han demostrado que algunas de estas proteínas son capaces de localizar su objetivo de forma autónoma.

Y ahora con respecto al cáncer existe una proteína TP53 que tiene un papel muy importante en la prevención del cáncer pues activa la respuesta genética contra el cáncer. Entonces cuando una célula está dañada, digamos por radicales libres, entonces la proteína TP53 enciende el interruptor en los genes correctos para reparar la célula afectada.

En algunos casos las células pierden la proteína TP53, por lo tanto permiten que el cáncer se pueda desarrollar ahí. En el 50% de los casos de cáncer, hay un problema con la proteína TP53.

Ahora la pregunta restante es ¿cómo mantengo activa la proteína TP53?, pues resulta que esta proteína hace parte del sistema natural del cuerpo por lo tanto teniendo una buena nutrición como en nuestro [plan nutricional] y además de mejores hábitos diarios, puedes estar seguro que tu cuerpo podrá defenderse a estos problemas.

Aunque aquí sólo hablo de una proteína, en realidad hay muchas otras que nos ayudan mantenernos sanos como la proteína Nrf2 que se activa cuando hay niveles altos de radicales libres para poder aumentar los niveles de antioxidantes y de enzimas desintoxicantes. Por cierto, entre estos antioxidantes también está incluido el glutatión así que no es necesario consumirlo como suplemento pues un cuerpo sano es capaz de producirlo en las cantidades necesarias.

Así que ahí tienes la respuesta genética contra el cáncer. Y si tienes más dudas, déjalas en los comentarios. Salud!

 

Annelien Verfaillie, Dmitry Suettichnyy, Hana Imrichova, Kristofer Davie, Mark Fiers, Zeynep Kalender Atak, Gert Hulselmans, Valerie Christianens, Stein Aerts. Multiplex enhancer-reporter assays uncover unsophisticated TP53 enhancer logic. Genome Research, 2016;DOI:10.1101/gr.204149.116

David Perlmutter, “Cerebro de Pan”, pp.178-180