Te has preguntado ¿por qué las personas en el campo tienen tan buena salud si es que tienen tan malos hábitos alimenticios? Bueno la respuesta está en respirar para vivir.

El alimento fundamental para la vida es el aire entonces mientras más puro sea, mejor será para nuestra salud.

Lamentablemente en las ciudades no contamos con estos beneficios del aire puro y por eso debemos fundamentar nuestra alimentación en la comida fresca y natural. Además de aprovechar al máximo el aire que respiramos.

Vamos a respirar para vivir

Ahora te voy a compartir momentos en donde debes recordar respirar profundo porque el aire puede hacer la gran diferencia en tu salud.

Momentos de estrés

Con estrés las personas tienen la respuesta natural de respirar más, pero el problema es que lo hacemos mal como con hiperventilación en donde respiramos poco aire y muy rápido, lo cual aumenta el estrés.

Para estos momentos debes controlar la ansiedad que produce el estrés y empezar a respirar lentamente y profundo.

Claro, sin exagerar y que sea lo más natural posible.

Momentos de dolor

La forma en que respiras puede influenciar mucho en tu percepción del dolor. Es por eso que a las mujeres embarazadas se les dan clases de respiración para poder sobre llevar el dolor durante el parto.

De igual forma esto te puede ayudar mucho en momentos de dolor, lo que debes recordar es respirar profundo para llenar tus pulmones y así oxigenar tu sangre.

Momentos en pareja

Una buena respiración controlada mejora la percepción de sensaciones y de la respuesta sexual. Para esto la respiración debe ser profunda y continua como cuando uno hace ejercicio.

Momento de concentración

Entre respirar para vivir mejor está el beneficio de una mejor concentración, lo cual se debe a que un buen nivel de oxígeno mejora el funcionamiento del cerebro lo cual ayuda bastante a la concentración.

Es por esto que es bueno tomar descansos del trabajo para tomar aire. No sólo es para despejar la mente sino también para mejorar el rendimiento de tu cerebro.

Momento de correr

Debes de inhalar por la nariz y exhalar por la boca para obtener la cantidad necesaria de oxígeno que permite a tus músculos y articulaciones funcionar correctamente. Pues sin suficiente aire no irías tan lejos ni tan rápido.

En invierno no es bueno inhalar por medio de la boca pues es necesario calentar el aire antes de llegar a los pulmones.

– Relájate y respira como se sienta natural –

Momento de montar bicicleta

Cuando quieres respirar para vivir es necesario que cuando montes bicicleta no inclines la espalda. Es mejor que te inclines desde la cadera pues de esta forma los pulmones quedan en buena posición para poder respirar bien.

Momento de ejercitar

Cuando hagas ejercicio lo correcto es inhalar cuando el movimiento sea suave y exhalar cuando el movimiento sea duro, es decir, cuando los músculos se contraigan.

Esto aplica para todo tipo de ejercicio físico.

Momento de dormir

Respirar profundo antes de dormir ayuda a bajar el ritmo cardiaco y crea el ambiente ideal para descansar.

Ahora vamos a respirar para vivir. ¿Tienes alguna otra recomendación? Escríbela en los comentarios y no olvides revisar este [plan nutricional]