Existe una gran relación entre obesidad y problemas mentales, los cuales se basan en la nutrición. Así que veamos cómo puedes prevenir esto.

 

Primero voy hablar sobre la investigación que relaciona estas dos condiciones o mejor dicho estas dos enfermedades pues ya se considera a la obesidad como una enfermedad.

Después de ver las conexiones voy a dar una explicación más completa de cómo se puede generar o mejor dicho el proceso por el cual se genera esta relación entre las dos.

 

Relación entre obesidad y problemas mentales

Si quieres saber más sobre esta investigación y su análisis, al final voy a dejar el link de la investigación. Así que empecemos a revisar algunas de sus afirmaciones que hablan sobre la relación entre obesidad y problemas mentales.

“La asociación más grande con las enfermedades metabólicas y vasculares involucra la obesidad abdominal.”

La obesidad abdominal se mide por la circunferencia de la cintura o la proporción entre las circunferencias de la cadera y la cintura.

“La obesidad está relacionado con el Alzheimer y con otras alteraciones en la estructura cerebral que se han observado por medio de tomografía computarizada (TC).”

En estos reportes se encuentra mucha información que confirma los efectos negativos de la obesidad en las funciones cognitivas en cada paciente.

Pero me temo que no es sólo eso pues también se a encontrado relación con la diabetes, inflamación, y estrés, los cuales son factores relacionados con un declive en la actividad neuronal.

En las personas con una peor proporción entre las circunferencias de la cadera y la cintura se ha encontrado que tienen una contracción del hipocampo o por lo menos es mucho menor a la contra parte.

Es decir que se puede considerar como evidencia para afirmar que la obesidad está relacionada con el daño cerebral.

 

La explicación es un poco compleja aunque el doctor David Perlmutter nos ayuda un poco a entender la razón de esto.

La obesidad es consecuencia de un alto consumo de azúcares, para ser más específico me refiero a los hidratos de carbono simples, y para ser más claro estoy hablando de todos los alimentos procesados con azúcar adicional.

Pueden cambiarle el nombre al azúcar en la tabla de ingredientes y decir algo como jarabe de maíz alto en fructosa, maltodextrina, melaza, sirope, etc. Pero sabemos que contiene azúcar que no es natural.

Cuando consumes mucha azúcar el hígado lo convierte en grasa corporal, pues es como un depósito de energía para emergencias. La cuestión, es que cuando sigues con el mismo hábito alimenticio se sigue acumulando provocando obesidad.

Ahora la conexión con problemas neurológicos se debe principalmente en que el azúcar oxida la grasa nutricional, pero resulta que la grasa que consumes de los alimentos es el principal nutriente para las neuronas y para la salud mental.

Y si tu cerebro no puede obtener su alimento que es la grasa, entonces no podrá funcionar óptimamente. Pero eso no es todo, pues como te dije el azúcar oxida la grasa lo cual significa que hace que la grasa sea inútil e incluso tóxica.

Así que la grasa oxidada ya no te va a nutrir e incluso te va a hacer daño.

En palabras más sencillas, el azúcar transforma la grasa en pequeños misiles que afectan tu cerebro y por lo tanto es de esperarse un declive cognitivo.

Por cierto, con grasa me refiero a la grasa natural, ya sea saturada, poliinsaturada, etc. Así que no estoy hablando de grasa mala como la grasa trans que de por sí es mala para nuestra salud.

 

Ya que entiendes la causa podrás saber con precisión cual es la solución.

Así es, trata sobre la nutrición. Con mejores hábitos alimenticios podrás evitar la obesidad, diabetes, inflamación, alzheimer, y muchos otros problemas cognitivos.

Por eso te recomiendo revisar este [plan nutricional] para cuidar tu salud y en especial tu salud mental.

Finalmente, no esperes resultados inmediatos pues la obesidad como toda enfermedad se construyó a base de pésimos hábitos diarios a lo largo de mucho tiempo. Así que es de esperarse que reconstruir tu salud también requiera de tiempo, sobre todo considerando que es más fácil destruir que construir.

Confío en que después de leer este artículo fortalecerás tus hábitos alimenticios así que no olvides Cuidar tu Salud y de Suscribirte!

 

Estas son las fuentes de “Relación entre obesidad y problemas mentales”:

  • Central Obesity and the Aging Brain. JAMA Neurology. 2005. [Link]
  • Alimenta tu Cerebro. David Perlmutter. 2015.