Hay una gran variedad de productos contaminados con químicos que se comercializan aún sin existir investigaciones que garanticen su seguridad.

 

Siempre recomiendo consumir alimentos que sean naturales pero la gran mayoría de productos como pastas dentales, cosméticos, cremas, etc., también están contaminados con químicos que pueden afectar nuestra salud.

Así que no sólo se trata de nuestra alimentación pues hay demasiados químicos que debemos considerar.

Lo único que puede llegar a ser 100% seguro para nuestra salud son los elementos naturales que vienen en armonía con nuestro organismo y con el medio ambiente.

Así que voy a compartirte una lista pequeña de los productos contaminados con químicos que son los más comunes o al menos de los que he podido investigar y asegurar que hacen daño a nuestra salud.

Quiero resaltar algo que vas a encontrar bastante en estos químicos y es que la mayoría son cancerígenos. Así que cuando dicen que los casos de cáncer van en aumento, en realidad ya no es tan sorprende. Es más, es de esperarse.

 

Estamos contaminados con químicos

Pesticidas y Herbicidas

Lenus | Productos contaminados con químicos

Un gran ejemplo de esto es el Glifosato, el cual es un herbicida utilizado para matar la maleza y así aumentar la producción.

Al igual que la mayoría de pesticidas o herbicidas, éstas quedan impregnadas en los alimentos e incluso en los animales que lo consumen.

Cuando nosotros consumimos estos alimentos contaminados con químicos pueden producir distintos efectos en nuestro cuerpo. Pero lo primero y más importante es que se destruye el balance del microbioma.

Si no sabes que es microbioma, es el balance de las bacterias útiles que tienes en tus intestinos que influencian tu salud general incluyendo tu salud mental y emocional.

Aunque regresando al ejemplo del Glifosato, estas son algunas de sus consecuencias:

  • Limita nuestra capacidad para expulsar toxinas.
  • Perjudica la función de la vitamina D.
  • Agota el hierro, el cobalto, el molibdeno y el cobre.
  • Afecta la síntesis de triptófano y tirosina. Los cuales son aminoácidos esenciales.

Incluso han demandado a Quaker una empresa que distribuye avena, porque su producto contiene restos de glifosato aún cuando en sus empaques dicen que son 100% naturales.

Para empezar las etiquetas no tienen regulación, así que pueden decir lo que quieran sin necesidad de ser verdad. Y esto es algo que deberías saber antes de comprar tus alimentos. En segundo lugar, la empresa distribuye pero no produce, así que ellos tampoco son responsables de los químicos que se usan para la producción de estos alimentos naturales que ya no son tan naturales.

BPA

Lenus | Productos contaminados con químicos

El BPA o Bisfenol A es un químico que había sido prohibido por su potencial cancerígeno. Pero se levanto una nueva industria en donde juntaron cadenas largas de este químico para producir lo que conocemos como el plástico duro llamado policarbonato.

El problema es que estos productos volvieron a aparecer en nuestra alimentación.

Las latas suelen ir recubiertas con una capa de BPA además de que todos los alimentos enlatados, procesados o preparados contienen aditivos, conservadores, colorantes y saborizantes por lo tanto están contaminados con químicos.

Por eso es mejor preparar tus propias comidas pues así puedes tener un mejor control de lo que realmente estás usando para preparar tus alimentos. Además, al ser frescos estas evitando que tus alimentos tengan conservantes y aditivos.

PFOA

Lenus | Productos contaminados con químicos

El PFOA o Ácido Perfluorooctanoico es considerado como cancerígeno, pero aún así es usando para producir los sartenes anti-adherentes. Los sartenes de teflón contienen este químico.

Así que de forma indirecta al cocinar tus alimentos con estos sartenes puedes obtener ciertos niveles de este químico.

Este químico también está presente en los popcorn de microondas además de otros productos para microondas. De cualquier forma el microondas es la peor forma de cocinar alimentos.

PVC

Lenus | Productos contaminados con químicos

El PVC o policloruro de vinilo es un derivado del plástico y aunque aún no hay investigaciones exactas sobre los posibles daños a la salud se considera que afecta el hígado y produce cáncer. Aunque considerando que es un químico seguramente no es nada bueno para la salud sobre todo en grandes cantidades.

Puedes encontrar este químico en contenedores para alimentos que tienen el ícono de reciclaje con el número 3. Este símbolo significa que los envases son producidos con PVC.

PC

Lenus | Productos contaminados con químicos

El PC o policarbonato que es producido con el Bisfenol A ya vimos que es malo para la salud. Resulta que todos los envases con el ícono de reciclaje y el número 7 son producidos con este químico.

El problema es que varias botellas de agua son de este número 7, lo cual significa que el agua puede estar contaminada con este químico.

Aromatizantes de aire

Lenus | Productos contaminados con químicos

Estos contienen diversas cantidades de químicos empezando por formaldehído, productos petroquímicos, p-diclorobenceno y contaminantes en aerosol.

No sólo pueden ser malos para el medio ambiente sino también para nuestra salud.

Aunque no puedo hablar de todos los componentes, voy a comentar que su principal ingrediente es el formaldehído el cual puede ocasionar la sensación de quemadura en los ojos, nariz y garganta; tos, nauseas, irritación en la piel e incluso podría causar cáncer si se usa con mucha frecuencia.

David Perlmutter también recomienda el uso de aspiradoras con un filtro HEPA para reducir la cantidad de alérgenos presentes en el aire. Aunque no lo considero tan importante porque un cuerpo sano es capaz de defenderse ante estos problemas además nuestros cuerpos tienen filtros nasales naturales para esto.

Medicamentos

Lenus | Productos contaminados con químicos

Una gran porción de antibióticos son producidos para el ganado, pues esto ayuda a que el ganado engorde lo cual es más lucrativo. Lo malo es que los medicamentos no son nada fáciles de expulsar del organismo, es más los químicos en los antibióticos se suelen aferrar a los músculos.

Y es esta misma carne del ganado que termina en un plato para el consumo humano. Por lo tanto nosotros como seres humanos terminamos consumiendo el 100% de antibióticos producidos.

Ningún antibiótico es seguro para la salud, si no me crees revisa los efectos secundarios que no suelen ser uno o dos sino una lista muy larga que puedes encontrar en las páginas de la FDA que regula las drogas en Estados Unidos.

No siendo suficiente veneno, otro problema es que las personas lo recetan como si fuera un caramelo. Lo cual está generando enfermedades más fuertes y difíciles para tratar.

Es por eso que en este caso no recomiendo en lo más mínimo el consumo de medicamentos. Y si tu consumes algún medicamento habla con tu médico para generar un plan que te permita dejarlos aunque es poco probable que ellos te puedan ayudar con eso, por lo tanto escríbenos para poder brindarte un tratamiento alternativo.

Con respecto a la carne y al ganado, ahora puedes encontrar empresas que ya son conscientes de eso y ofrecen carne de res alimentada con pasto sin drogas, ni pesticidas ni ningún otro químico. Así que busca esa opción.

 

Me temo que existen 100,000 sustancias químicas aprobadas para el uso comercial tan sólo contando los últimos 30 años. De los cuales 82,000 sustancias son de uso industrial, 1,000 en pesticidas, 3,000 en cosméticos, 9,000 en alimentos y 3,000 en fármacos.

Lo triste de estas cifras es que las instituciones que regulan su seguridad para el consumo y para el medio ambiente sólo han podido certificar vagamente unas cuantas de ellas. Prácticamente se han estudiado sólo 2 químicos de cada 900 químicos comercializados.

Es decir que ignoramos las implicaciones de una gran mayoría de químicos y aún así se está permitiendo su uso comercial.

 

De ahí que escribo este artículo con tanta urgencia.

Considero que es muy importante que empecemos a conocer estos simples detalles que nos ayudaran a tomar mejores decisiones al momento de comprar envases, alimentos y muchos otros productos.

Sólo si somos conscientes de lo que hacemos podremos cuidar nuestra salud y la salud de aquellos que amamos.

 

Tengo dos recomendaciones finales muy importantes.

La primera es tratar de escoger los productos que sean 100% orgánicos. En otras palabras, que sean lo más natural posible pues esa siempre será la opción más saludable.

Lo segundo es que tengas plantas cerca pues éstas ayudan a purificar el ambiente. Por eso la naturaleza es el ecosistema más seguro pues todo funciona en armonía. Así que otra vez lo natural siempre será lo mejor.

Finalmente, no olvides Cuidar tu Salud!