Es importante conocer cómo los tatuajes afectan la salud para poder tomar una buena decisión en tal caso que alguna vez consideres hacerte un tatuaje. Y si ya tienes un tatuaje entonces debes de saber cómo cuidar tu salud en esos casos.

Empecemos por decir que hacerse un tatuaje implica que el artista perfora la piel con agujas llenas de tintes a una velocidad de 3,000 veces por minuto. Este tinte queda inyectado en la capa dérmica de la piel que es donde se encuentran las glándulas sudoríparas.

Una vez conocemos este procedimiento podemos analizar lo que sucede exactamente con esa tinta que ahora entra en el cuerpo.

Los tatuajes afectan la salud y las glándulas linfáticas

La tinta que se usa al momento de hacer los tatuajes contiene ciertas partículas tóxicas que penetran la piel y viajan a lo largo del cuerpo lo cual puede ocasionar diversas consecuencias en nuestra salud a lo largo del tiempo.

Usando rayos x y tecnología fluorescente se puede rastrear las partículas de dióxido de titanio, el cual es un compuesto que se encuentra en los pigmentos usados para los tatuajes.

Se encontró que este compuesto llegaba a los ganglios linfáticos lo cual en realidad era de esperarse pues estos ganglios se encargan de remover toxinas e impurezas que se puedan encontrar en el cuerpo.

Cuando se analizaron estos ganglios en personas que tenían tatuajes por varios años se descubrió que estaban pigmentados e inflamados.

Ahora debo aclarar que la cantidad encontrada de estas partículas en los ganglios es menor a 100 nanometros de diámetro lo cual pareciera demasiado pequeño pero aún así es muy significativo considerando que en ese tamaño puede tener diversos comportamientos y presentar diferentes formas de afectar el cuerpo.

Es más el compuesto mismo de dióxido de titanio está relacionado con retraso en la curación, piel elevada, y picazón. Aparte, este no es el único compuesto encontrado en los ganglios linfáticos.

Se ha demostrado que estos nano-compuestos se esparcen por el cuerpo y se acumulan. Aunque aún no se ha realizado el seguimiento para analizar puntualmente cuales pueden ser sus efectos a lo largo del tiempo, sólo se sabe que es algo que debemos analizar considerando que es un compuesto químico tóxico almacenado en varias partes del cuerpo.

Tampoco podemos saber si tiene alguna conexión con enfermedades crónicas como el cáncer debido a que son enfermedades que aparecen a los años o décadas.

También es preocupante que varios de los ingredientes usados para la tinta de los tatuajes nunca han sido aprobados para ser inyectados directamente en la piel y tampoco hay suficientes investigaciones que expliquen los famosos efectos secundarios de un tatuaje que son las alergias y la formación de granulomas. Estas muy probablemente pueden ser consecuencias inmediatas de estos tóxicos que después quedan almacenados en el cuerpo.

Esta es una frase que resume la utilidad de los tatuajes:

Los tatuajes son decorativos, algunas veces metafóricos, otras veces vergonzosos, pero siempre perjudiciales.

 

Los tatuajes afectan la salud y las glándulas sudoríparas

Cuando los pigmentos llegan a la capa dérmica, nuestro cuerpo se alerta pues sabe que es una sustancia anormal que a entró a la fuerza. De esta forma nuestro sistema inmunológico envía una variedad de células a dicha zona.

Algunas de esas células se encargan de transportar parte de los pigmentos a las glándulas linfáticas para poder eliminarlos aunque ya vimos que esto no sale muy bien debido a que las cantidades son altas entonces las glándulas se inflaman.

Otras células inmunológicas se mezclan con los residuos de la tinta de tal forma que se quedan acumuladas en dicha zona de la piel. Y otras células responden generando inflamación para ayudar a reparar el tejido dañado el cual usualmente se recupera en unas pocas semanas.

Ya vimos que las glándulas linfáticas se inflaman pero ¿qué hay de las glándulas sudoríparas? o ¿qué hay de la fisiología de la epidermis y dermis afectada?

Se ha encontrado que la piel de una persona con un tatuaje produce menos de la mitad de sudor en la zona en donde no hay un tatuaje. No sólo eso sino que la composición del sudor es diferente.

El sudor de la zona tatuada contiene el doble de sodio que el sudor de la zona sin tatuaje. Y esto se ha encontrado tanto en tatuajes recientes como en tatuajes con años de antigüedad.

Escribí este artículo con el propósito de aclarar un poco lo que sabemos del tatuaje con respecto a la salud. Es claro que no sabemos mucho y sin embargo muchos escogen hacerse un tatuaje aún cuando no hay ningún beneficio y si parecen haber muchas preocupaciones sobre lo que puede ocasionar en nuestro cuerpo.

Esto es algo que se está teniendo en cuenta para los atletas de alto rendimiento debido al problema con las glándulas sudoríparas así que te recomiendo que también lo consideres antes de tomar una decisión.

Hasta ahora no he mencionado el punto de vista de la medicina natural la cual si es contundente con este tema diciendo que los tatuajes dañan directamente nuestro órgano depurador (la piel) por lo tanto afectan nuestro sistema digestivo pues al no poder expulsar efectivamente las toxinas por medio de piel entonces quedan almacenadas en el interior dañando órganos internos de una forma crónica.

Mi recomendación evidentemente es no hacerse tatuajes pues racionalmente no es inteligente cuando comparas las ventajas y desventajas en nuestra salud aún si las desventajas son mínimas. Pero como siempre, yo sólo proveo la información que tengo y dejo que tú mismo analices con tu propio criterio.

También he encontrado otras publicaciones al respecto pero esas las estaré agregando en nuevas publicaciones. Si quieres saber cuando publique más sobre este tema entonces regístrate al boletín de noticias haciendo [click aquí].

Finalmente, no olvides Cuidar tu Salud y de Suscribirte.

Nos vemos en una próxima publicación. Tschüss!

 

Fuentes

  • This Might Make You Rethink Getting a Tattoo | Amanda Macmillan | 2017.09.13 | Health.com | [Link]
  • Synchrotron-based ν-XRF mapping and μ-FTIR microscopy enable to look into the fate and effects of tattoo pigments in human skin | Scientific Reports volume 7, Article number: 11395(2017) | doi:10.1038/s41598-017-11721-z | [Link]
  • A medical-toxicological view of tattooing | The Lancet Volume 387, Issue 10016, 23–29 January 2016, Pages 395-402 | [Link]
  • At the dark end of the rainbow: data gaps in tattoo toxicology | Schreiver, I. & Luch, A. Arch Toxicol (2016) 90: 1763 | [Link]
  • Tattoo Pigments are Cleaved by Laser Light—The Chemical Analysis In Vitro Provide Evidence for Hazardous Compounds | Photochemistry and Photobiology 80(2):185-190. 2004 | [Link]
  • Tattoo inks in general usage contain nanoparticles | British Journal of Dermatology, 165: 1210-1218. doi:10.1111/j.1365-2133.2011.10561.x | [Link]
  • Sarcoid granuloma on black tattoo | Journal of the American Academy of Dermatology , Volume 55 , Issue 5 , S71 – S73 | [Link]
  • Natural responses to unnatural materials: A molecular mechanism for foreign body reactions | Molecular Medicine. 1999;5(6):351-358 | [Link]
  • How Tattoos Might Affect Your Workout | Gretchen Reynolds | 2017.07.26 | [Link]
  • Skin Tattoos Alter Sweat Rate and Na+ Concentration | Med Sci Sports Exerc. 2017 Jul;49(7):1432-1436 | [Link]