Cuando tratas complacer a todos estás cometiendo un gran error pues es algo imposible. Por eso es importante conocer el poder del NO.

Imagina a una madre soltera que trabaja tiempo completo en una fabrica. Un día cuando despierta a su hijo para ir al colegio, él le dice que no se siente bien. Entonces ella le revisa la temperatura y descubre que tiene fiebre. Claramente, su hijo no puede ir al colegio.

Ella tiene que decidir qué va hacer con él. No tiene amigos ni familiares que lo puedan cuidar. Podría llamar al trabajo y decir que está enferma, pero no le pagarían el día lo cual complicaría mucho su situación económica. También le preocupa de que si falta la puedan despedir.

Así que ella decide dejar a su hijo en casa solo. Ella sabe que muchos hablaran mal de su decisión al dejar solo su hijo de 10 años enfermo en casa. Aunque ella sabe que es la mejor decisión considerando las circunstancias, sin importar como la puedan juzgar. Es un hecho que ella valora más a su familia que a cualquier otra cosa y por eso ir a trabajar será lo mejor para su familia.

[Te recomiendo leer 13 pasos para ser fuerte mentalmente]

Esta madre soltera tiene que enfrentar el hecho de que no puede complacer las criticas de todos. Así que tiene que permanecer fuerte en su decisión.

Pero, ¿qué pasaría si las voces y críticas de otros te afectaran tanto?

El deseo de complacer a otros es tan común, aún si no nos damos cuenta. Es muy importante identificar este problema en nosotros, así que aquí hay algunos ejemplos:

  • Te sientes responsable por como se sienten los demás.
  • La idea de que todos están molestos contigo te hace sentir incómodo.
  • Te es más fácil estar de acuerdo con alguien que expresar una opinión contraria.
  • Te sueles disculpar aunque no crees haber hecho algo malo.
  • Haces de todo para evitar el conflicto.
  • No le sueles decir a las personas cuando te sientes ofendido o hieren tus sentimientos.
  • Sueles decir que si cuando te piden favores aún si no quieres hacerlo.
  • Cambias tu comportamiento en base a lo que otras personas quieren.
  • Gastas mucha energía tratando de impresionar a otros.
  • Si eres el anfitrión de una fiesta, te sientes responsable de hacer que todos se diviertan.
  • Buscas los elogios y la aprobación de otras personas en tu vida.
  • Cuando alguien está triste te sientes responsable de hacerla sentir mejor.
  • No quieres que nadie piense que eres egoísta.
  • Te sueles sentir saturado y cargado con todas las cosas que tienes que hacer.

¿Alguno de esos ejemplos te suena familiar?

Una de las cosas que te va a ayudar es el poder del NO para que persistas en tus principios en lugar de las percepciones de otros.

El poder del No

Lenus | El poder del no

Evalúa

Cuando te gusta complacer a todos empiezas a hacer las cosas automáticamente. Y debido a eso, en muchas ocaciones ni sabes lo que quieres. Así que es importante que tomes un momento para evaluar tu opinion.

Precio

Cuando haces algo para alguien más, debes renunciar a algo. Lo más básico será tu tiempo. Debes saber esto o de lo contrario vas a hacer las cosas de mala gana. También es importante establecer límites porque la mayoría de personas te va a pedir muchos favores.

Aunque esto no se trata sólo de favores. Algunos hijos tratan de complacer a sus padres estudiando y trabajando en cosas que no les interesa. Así que el precio que ellos pagan para complacer a sus padres son sus propios sueños y ambiciones.

Pros

No suelo hacer favores a menos que tenga pros importantes como lo es mejorar alguna relación familiar, algunas necesidades, etc. Pues me suelen pedir muchas cosas que en su mayoría son muy tontas, así que prefiero no hacerlas aún si eso molesta a alguien.

Aprender

Solía hacer algunos favores a algunas personas que siempre terminaban en conflictos porque habían diversos problemas como la comunicación. Es por eso que aprendí que en algunas situaciones es mejor no involucrarse. Las otras personas se pueden enojar por un momento, pero no por siempre. Así que aprende de tus errores.

Sentimientos

Piensa en cómo te sentirías al hacer esas cosas. Te sentirías enojado y resentido? O quizás feliz y orgulloso? Esto también se relaciona a tus principios. Me refiero a que tienes porque mentir aunque un amigo te lo pida. Tampoco tienes que falsificar papeles aún si tu padre te lo pide.

Hay algunas cosas que pueden ir en contra de tus principios. Así que si lo haces puedes terminar resentido.

Cuando ves a las personas y las tienes enfrente, puede que te logren convencer tus emociones.

Decir que no es algo muy difícil. En especial si tienes un buen corazón. Pero no se trata de emociones sino de convicciones. Esto significa que tendrás que hacer lo correcto en lugar de lo que se pueda sentir correcto.

Así que debes de practicar el poder del NO. Puedes decir “lo siento, pero no puedo hacer lo que me pides” y en principio eso sería suficiente, sin tener que dar explicaciones. Ese es tu derecho.

Es cierto que la Biblia dice “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” – Marcos XII.XXXI

Pero eso significa que debes tratar a tu prójimo con igualdad, pero no significa que tienes que complacerlo en todo pues eso lo hace superior a ti como si fuera tu dios.

Esto aplica para las relaciones familiares en donde el padre complace en todo lo que su hijo quiere. Esto se conoce como una relación tóxica.

Es imposible complacer a todos y en todo. Siempre existirán los que te odian y los que te aman.

Para terminar quiero aclarar de que no estoy diciendo que dar sea malo. Simplemente quiero que sepas ser sabio con lo que das y cuando lo das.

Sé fuerte. Salud!

 

  • Me basé en las recomendaciones del libro “13 Things that mentally strong people don’t do.”