X

¿Cómo empezar a comer saludable?

¿Cómo empezar a comer saludable?

Sabes que quieres mejorar tu calidad de vida pero ahora te preguntas ¿cómo empezar a comer saludable? Lo cual es razonable, pero para empezar basta con dar pasos sencillos.

En esta ocasión te voy a compartir algunos de los pasos más básicos que puedes seguir para ir mejorando tus hábitos alimenticios.

Quiero dejar en claro que son pasos sencillos pero posiblemente no te sea muy fácil hacer los cambios por lo tanto te recomiendo ir aplicando uno por uno a tu ritmo.

También debes saber que todos somos diferentes así que no se trata de renunciar si es que las cosas no salen como esperabas. Por el contrario, debes buscar las soluciones que más te funcionen.

Dicho esto, los pasos que te voy a compartir son objetivos pues eventualmente deben hacer parte de tus hábitos diarios.

¿Cómo empezar a comer saludable?

No hay una respuesta sencilla que pueda describir en sólo un párrafo así que te daré varios consejos sencillos (pasos) para que los vayas agregando poco a poco y para que siempre los tengas presentes.

1. Consume más alimentos reales

Consume más alimentos reales

Se les denomina alimentos reales a aquellos alimentos que no son procesados o que se procesan sin cambiar su esencia.

Por ejemplo, un alimento real es una manzana mientras que una manzana caramelizada no lo es, o los productos con sabor a manzana suelen tener saborizantes de manzana pero no manzanas por lo tanto no son reales.

El aceite de oliva virgen extra es un procesado aceptable porque se procesa mecánicamente para obtener el aceite sin embargo no se le agrega nada que cambie su contenido o esencia.

Esta primera recomendación es que consumas más alimentos reales, de esta forma reducirás bastante el consumo de azúcar, sal, grasas hidrogenadas, preservantes, entre otros componentes dañinos.

2. Consume granos enteros o integrales

Consume granos enteros o integrales

Los granos enteros son alimentos reales mientras que los granos refinados como el pan blanco, pasta o arroz, pierden nutrientes.

Esto se debe a que al refinar el grano se quitan partes ricas nutricionalmente.

Por eso te recomiendo consumir la versión integral o entera de estos alimentos.

3. Consume más frutas y verduras

Consume más frutas y verduras

Consume la fruta y verdura directamente, y no en jugos porque al hacer los jugos se pierden nutrientes como la fibra y antioxidantes.

Además que a los jugos se les suele agregar mucha azúcar.

Intenta ir aumentando la variedad de frutas y verduras porque en la variedad se obtienen más nutrientes.

Aprende a prepararlas en nuevas formas y lo más importante es que lo disfrutes mientras lo haces.

Puedes empezar por ir a tu mercado local y ver las variedades que hay, escoge una nueva que no conozcas y aprende a prepararla. Haz esto de forma periódica.

4. Controla los niveles de azúcar y sal

Controla los niveles de azúcar y sal

Los alimentos reales vienen naturalmente con niveles bajos de azúcar y sal. Cuando se le agrega azúcar o sal con el tiempo uno desarrolla tolerancia al sabor lo cual implica que cada vez vas consumiendo más porque esa suele ser nuestra tendencia.

Mi recomendación es que hagas lo contrario y es que poco a poco reduzcas la sal y el azúcar que le agregas a tus comidas. De esta forma tu paladar se acostumbra y reduces estos componentes que pueden ser muy dañinos para tu salud.

5. Evita los ingredientes artificiales

Evita los ingredientes artificiales

Los ingredientes artificiales prácticamente son todos los colorantes artificiales, endulzantes, preservantes y todos aquellos que no son naturales.

Los puedes reconocer fácilmente porque en la lista de ingredientes aparecen con nombres que posiblemente no reconozcas. A diferencia de ingredientes comunes como el tomate, cebolla, etc.

Trata de ir eliminando el consumo de los productos que tengan muchos ingredientes artificiales y reemplázalos por versiones que usen ingredientes reales. Si no encuentras esas alternativas entonces intenta hacerlo tu mismo que suele ser más económico y que también suele ser más rico.

6. Bebe agua

Bebe agua

En lugar de comprar jugos llenos de azúcar o gaseosas tóxicas, es mejor beber agua que es mucho más económico y práctico.

Si no tienes la costumbre entonces introduce el hábito poco a poco y tu paladar se acostumbrará.

Mi recomendación es siempre tener una botella de agua a tu alcance de tal forma que cuando quieras beber algo, el agua será tu principal opción.

7. No más bebidas alcohólicas o con cafeína

No más bebidas alcohólicas o con cafeína

La cafeína no es sinónimo del grano de café. El grano de café e incluso el café artesanal producido únicamente a base del grano de café, es un alimento real mientras que la cafeína como ingrediente no.

Hay muchos productos a los cuales se les agrega cafeína y eso significa que son alimentos ultra procesados.

Las bebidas alcohólicas tampoco son productos reales sino ultra procesadas y hay investigaciones que muestran que son perjudiciales para la salud

Para la muestra un botón: [Bebidas Alcohólicas y Cáncer]

8. Cuidado con la carne y los lácteos

Cuidado con la carne y los lácteos

Las carnes pueden ser un alimento muy problemático y por eso incluso la OMS recomienda reducir el consumo de carnes rojas y eliminar el consumo de carnes frías por su correlación alta con enfermedades como el cáncer (ver [La carne produce cáncer]).

La mayor toxicidad de la carne se encuentra en su industrialización y en este video se ve el caso del cerdo: [¿Vamos a comer cerdo?]

Con respecto a los lácteos empezando por la leche de vaca considero que este video lo explica mucho mejor: [La leche] en donde podemos ver diversas razones por la cual es mejor ir reduciendo el consumo de estos productos derivados de animales.

Existen muchos alimentos naturales que pueden sustituir las carnes y los lácteos desde un punto de vista nutricional. Eso es muy bueno pues cuando reduces estos dos productos y sus derivados entonces empiezas a agregar una gran variedad de alimentos que antes no considerabas.

Puedes hacer hamburguesas a base de quinoa, lentejas, soya, etc. La leche de vaca la puedes reemplazar por los batidos de nueces, almendras, maní, soya, etc.

Como ves, la variedad se multiplica así que tu mundo culinario se abre a muchas más posibilidades.

Como dije desde un principio. No te obsesiones con cambios rápidos o en ver resultados inmediatos.

Tu objetivo debe ser el de ir mejorando tus hábitos diarios teniendo en cuenta las recomendaciones que leíste en este artículo.

Y por nada del mundo renuncies o te des por vencido. Si crees que no puedes te equivocas, si puedes hacer estos cambios. La solución está en tu determinación.

Si tienes dudas entonces escríbeme por redes (@lenusme) para poder resolver juntos dichas dudas.

También te recomiendo suscribirte al [boletín de noticias] para que recibas más recomendaciones como estas en tu correo de forma semanal.

Finalmente, no olvides cuidar tu salud y de suscribirte.

Nos vemos en la próxima publicación.

Tschüss!

Categorías: Comida y Nutrición
Jordy Madueño :Me enfoco en Medicina Natural ¿por qué? porque siempre hay alternativas naturales que son mucho mejores. Por eso.